Lifestyle

Lifestyle

Mallorca - Nuestra Isla

Mallorca - Nuestra Isla

Amor a primera vista, seguido de un dolor en el pecho en el aeropuerto. Es difícil despedirse de naranjos, almendros en flor, vinos de gran sabor, el idioma mallorquín, majestuosas montañas y naturaleza, largas playas de arena y una costa impresionante. En el check-in, todos prometen volver en cuanto puedan. Este es el inicio de una larga relación romántica. Quienes se han hecho residentes también han experimentado el ligero sabor amargo de este conquistador, al fin y al cabo, aquí las cosas no funcionan como en nuestro país. Aún así, hay muchas razones por las que nos hemos quedado y por las que siempre queremos volver, una y otra vez, razones por las cuales personas de todo el mundo desean comprar una propiedad en este paraíso inigualable. 

La isla atrae a diversos grupos de personas: a quienes buscan el turismo de playa, a adictos al sol, a montañistas, ciclistas, golfistas, dueños de yates, marineros, buceadores, artistas y gourmets o a quienes simplemente quieren dejarse mimar.

La lista es larga; aquí enumeramos algunos de sus encantos:

  • 158 playas de arena, alrededor de 70 playas de piedra y varias bahías
  • Excelente gastronomía Michelin y local
  • 19  fabulosos campos de golf 
  • Unos 20.000 amarres
  • 1.260 km de carreteras, 675 km de carreteras secundarias, de las que el 20% son carreteras de montaña que atraen a ciclistas de todos el mundo, incluyendo a Stephen Roche
  • Impresionantes montañas. El pico más alto es el Piog de Mayor, con 1450 m
  • 152 lugares para bucear y practicar esnórquel
  • Varias cuevas gigantes e impresionantes, como las Cuevas del Drach, Cuevas dels Hams o la Cueva de Artá
  • Interesantes museos, galerías y arte creativo
  • ¡300 días de sol!
 

 

 Ir al inicio